THC: ¿la apología de las drogas?

mayo 2, 2012
By

“Thc la revista de la cultura cannábica” es una publicación que hace la apología de los estupefacientes, comenzando por el que dicen ser el “más liviano de todos, la marihuana o marijuana, maría o yerba” en la jerga underground. “thc” lo escriben con minúscula al lado de una hoja de marihuana.

El THC es uno de los tantos alcaloides que contienen las hojas de la “cannabis sativa”, nombre botánico de la planta marihuana, y es el más sicoactivo de todos.

Esta publicación hace años atrás era unas simples hojas fotoduplicadas en blanco y negro y que se vendía reservadamente en algunos kioscos de la avenida Corrientes, en el Centro Rojas, en el Parakultural y en otros espacios del underground de la avenida Corrientes, la zona del Abasto, etc.

Pero los tiempos han “progresado”, cambiaron las ideas políticas, las doctrinas jurídicas y criminológicas, las ideas en salud mental, las leyes y el criterio de los jueces para interpretarlas y aplicarlas, etc. Todo se ha vuelto más “light”, más concesivo y permisivo, más facilista y comprensivo, más demagógico y más destructor.

Y esta revista goza de buena salud económica a pesar de tener pocos avisos. ¿Quién tendrá interés en financiarla? Dada la reingeniería social que se quiere imponer en el país no es difícil suponerla.

Ya hay varios proyectos despenalizadores en el Congreso Nacional y fallos permisivos en la Corte Suprema de Justicia (Zaffaroni no es el único), y en tribunales inferiores. Y cuenta con el aval del Poder Ejecutivo, de políticos y dirigentes sociales, de seudo científicos, de varias ONG, de la intervención de la SEDRONAR, del INADI ¿cuándo no?, del lobby gay y sus variantes, de periodistas mercenarios, de filósofos (¿?) y pensadores (¿?) progresistas tanto de “izquierda” como de “derecha”, vivos y difuntos.

Hoy “thc” es una paqueta revista, con papel ilustración, con fotos en colores, con mucho dinero que le viene de distintas instituciones relacionadas con el “progre” oficialista, ONG e instituciones internacionales.

Sus editores, directores y staff permanente son, entre otros, Sebastián Basalo, Alejandro A. Sierra, Emilio Ruchansky, Tomás Eliashev, el abogado Luis Osler, etc. Es propiedad de “Siete Puntas SA”. La dirección postal es CC 12, sucursal Almagro, CABA, su sitio Web es http://www.revistathc.com/ y en Facebook es http://www.facebook.com/revistaTHC y el TE es 4844-5132.

Tiene artículos, entre otros; como “El noble arte del autocultivo”, “Dónde conseguir la semilla”, “Cómo difundir el autocultivo”, “Qué hacer si te allana la cana”, “Cómo cultivarla en hidroponía”, “La Iglesia metió la cola” un artículo en el que difaman y se burlan del Cardenal Bergoglio, de Mons. Jorge Lozano, del presbítero Marcelo Ramljak, del coordinador episcopal Horacio Reyser, etc.

Descalifican también a Eduardo Feinmann, Alfredo Olmedo, Chiche Duhalde, Eugenio Burzaco, Eduardo Kalina, Wilbur Grimson, Daniel Scioli, José Granero, Claudio Izaguirre y todos cuantos tienen una posición antipermisiva y abstencionista.

Hacen reportajes y publican artículos favorables a su posición, del juez Zaffaroni, la fiscal Mónica Cuñarro, la psicóloga Eva Giberti, el diputado del GEN Fabián Peralta, el Presidente de la Comisión de Legislación Penal Juan Carlos Vega (CC), la Presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto, “una mujer con la que se puede hablar libremente de represión policial, drogas, matrimonio igualitario y derecho al aborto”; Adolfo Pérez Esquivel, Moria Casán, Norman Brisky, Lucas Livchits, Aníbal Fernández, Martín Armada, Leo Oliva, Pablo C. Chacón los proyectos de despenalizaión de Victoria Donda, Cecilia Merchán, y los del FVP, UCR, GEN y Partido Socialista, asociaciones y ONG vinculadas con el INADI, las Madres de Plaza de Mayo, la Comisión Provincial por la Memoria, y otras ONG argentinas, extranjeras e internacionales vinculadas con los “derechos humanos”, como ya se dijo. Y que son las que ponen el dinero en “thc”.

Pero “van por más” y “nunca menos”, según el slogan oficial. La marihuana es la primera droga de iniciación que despenalizarán; después vendrá la cocaína y otras drogas de origen vegetal, como la mescalina y elpeyote; más tarde las de origen sintético como el LSD, éxtasis, anfetaminas, anfepramonas, metanfetaminas, metilendioximetanfetamina o MDMA, fenclidina o PCP, nitritos volátiles o “poppers”, etc.

Si a este consumo se añade la mezcla simultánea de bebidas con alcohol (“jarra loca”), el resultado sobre la salud moral, física y síquica de los consumidores será un resultado violento y dañino para sí y para la sociedad honesta, fraterna y pacífica que queremos y defendemos.

Como si fuera poco, desde hace unos años, los botánicos vienen mejorando la genética de las plantas productoras de estupefacientes, para obtener mejor rinde por plantación.

Así que fumar un porro hoy no tiene el mismo contenido de thc que hace años atrás, lo mismo que las plantas de coca, peyote, mezcal, etc.

El contenido de sustancias sicoactivas ha aumentado y es por lo tanto más adictivo y peligroso.

De modo tal que los jueces y fiscales no sólo deberían pesar el gramaje que lleva una persona, sino hacer el análisis de la cantidad de sustancias sicoactivas que tiene ese gramo de marihuana que le permiten tener.

Con el fallo “Arriola” la CSJN sentó jurisprudencia tendiente a despenalizar la cantidad mínima en gramaje de estupefacientes obtenidos para ser consumidos en un lugar privado. Pero, ahora resulta que no sólo interesa el gramaje, sino la calidad del mismo y el mayor contenido de sustancias sicoactivas.

De hecho la ley 23.737 ha sido prácticamente derogada por las sucesivas interpretaciones permisivas y facilistas de fiscales, jueces, cámaras penales y la CSJN.

Al amparo de esta actitud judicial, garantista y absolutoria, hace varios años que están trabajando en el país, sicarios mediantes, carteles mexicanos y colombianos que lavan activos millonarios.

Algunos colombianos vienen a la Argentina diciendo que eran de las FARC y que no se quieren entregar al gobierno de Colombia, por lo que se les da un status de refugiados políticos y se le entregan documentos argentinos.

También las “Zetas” y las “Maras” de Centroamérica y la mafia de Europa del Este ya han metido sus narices en nuestro país.

Pero estos delincuentes extranjeros, aliados con los narcos argentinos y con la complicidad y “vista gorda” de funcionarios argentinos, no se dedican sólo al narcotráfico. Van por más, como la trata de personas, los crímenes por encargo, la prostitución barata y la VIP, el tráfico de armas de todo calibre, el contrabando de metales preciosos, obras de arte y cualquier cosa que les deje mucho dinero, también, el espionaje, el chantaje y la extorsión, etc.

La mafia china, por ahora se encarga de cobrar “peaje” a sus connacionales, pero sus próximos pasos son más ambiciosos y peligrosos.

Según la ONU, la Comisión Global de Políticas sobre Drogas, que encabeza el ex presidente de Brasil, el permisivo Fernando H. Cardoso y el Foro de Diálogo, más las estadísticas argentinas, en nuestro país, como mínimo, entre el 15% y el 20 % de la población mayor de catorce años consume habitualmente marihuana, lo que nos coloca en el principal país consumidor sudamericano. Y hay más de 1.000.000 de personas que consumen cocaína, crack y anfetaminas habitualmente. Además, se usa mucho paco y solventes volátiles entre los pobres.

El consumo de opio y morfina, por ahora, se mantiene bajo.

La marihuana es una droga de inicio, luego vienen las otras que son más caras.

Lo que no dicen los libertarios de las drogas, es que el usuario es a la vez comprador y revendedor y que no puede romper esta cadena. Si no vende a su vez, no puede comprar. Los “dealers” defienden su negocio que es una cadena. Algunos para poder comprar delinquen, roban, matan, se prostituyen, delatan, contrabandean, etc.

Detrás de la despenalización, primero y la legalización después hay importantes intereses económicos, los NARCODÓLARES.

Hay muchos personajes de la política que no lo ocultan como Chávez y Morales; las FARC, la ETA, las distintas mafias propias de cada país; los financistas que se ocupan del lavado de dinero, la corrupción, el crimen organizado, el sicariato mexicano, colombiano y centroamericano, como ya se dijo, que actúan en Argentina desde varios años, aunque se lo quiera tapar y no investigar. El ideologizado rechazo gubernamental de ayuda a las FFSS y policiales en armas, comunicaciones, entrenamientos e inteligencia extranjera, no sólo de la DEA sino de países europeos. En el tema de cooperación internacional Argentina no es confiable.

No faltan intocables personajes del pensamiento, de la cultura y del arte, algunos ya fallecidos pero que roturaron el terreno. Ya se mencionó a Cardoso y siguen miles como la generación de los hippies, la del ’68, el pacifismo, Gabriel García Márquez, Lula, Dilma Rousseff, Rodríguez Zapatero, Alan Guttmacher, Jessie Smith Noyes, Paul Ehrlich, Saramago, Vargas Llosa, Kinsey, Monod, Lacan, Freud, Marcuse, Neruda, Sartre, Jung, Brecht, Gide, Joyce, Moravia, Isabel Allende, Strauss, W. Reich, y muchos otros “maîtres á penser” nativos y extranjeros.

Hoy es incorrectamente político ser “narcofóbico”, es decir pretender defender a nuestros hijos de tamaña patología, de defender el orden social y la paz interior y de pedir a las autoridades el fin del garantismo, del facilismo y del permisivismo moral, no sólo con la droga, sino con el impudor, la pornografía, la violencia cotidiana, el alcoholismo, la cultura de la mediocridad, etc.

Además de las proclamas libertarias por los estupefacientes, la revista “thc” se suma a la defensa del matrimonio igualitario, al orgullo gay, a la sexolatría y a todo tipo de hedonismo, al control de la natalidad, al aborto libre y gratuito, al feminismo radical, a la perspectiva de género, a la increencia y al laicismo militante, al ecologismo pagano y a otros tópicos del que participan junto con otras personas y organizaciones que se creen dueñas de un mesianismo liberador y agresivo.

Podríamos decir que “Dios los cría y ellos se juntan”.

Todos estos tienen un común denominador que es el neo liberalismo cultural a ultranza (aunque renieguen de su mellizo el neo liberalismo económico), viven el individualismo insolidario, el materialismo, la provocación y la transgresión, el abuso del derecho a la libertad de conciencia y de prensa, el hedonismo antinatalista, el aborto y la eutanasia, etc.

Exigen la supresión del derecho a la libertad responsable, del derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, el desconocimiento y negación de la naturaleza humana y la verdad sobre el hombre, al oscurecimiento de las verdades y creencias fundantes de la Patria y su historia, creando un invierno ético sin vínculos históricos y con un carrusel de antivalores entremezclados entre sí, en busca del utópico y prometeico “HOMBRE NUEVO”.

Estas ideologías enfermizas pretenden la no intromisión del Estado en sus ideas transgresoras, aunque después la soliciten para otros en materia de libertad de enseñanza y de monopolio escolar. Son partidarios de que el Estado subsidie la anticoncepción, el aborto, la eutanasia y las drogas. Pero que no subsidie a las familias que quieren enviar a sus hijos a escuelas acordes a sus creencias, ni a las familias con muchos hijos.

Quieren que el Estado no se meta con la blasfemia y la pornografía en el “arte” (León Ferrari, por ejemplo) y con los espectáculos y publicaciones mas “hot”; pero que sí se meta en las sábanas de los padres dictándoles cuántos hijos deben tener.

Estos libertarios, autoritarios, avasalladores e iconoclastas, piden un Estado laico en materia de ética, pero ¿se puede ser neutral acerca de los valores y virtudes cuándo se reclama un “derecho”, como el derecho al aborto, a la droga, a la eutanasia, etc.?

En síntesis, “thc” y sus compañeros de ruta promueven una antropología de la miseria, de la carencia y de la indigencia ética, que no libera al hombre, lo neurotiza, lo hace un esclavo irresponsable y autómata de los instintos, sin libre albedrío y sin trascendencia, inmerso en un “vacío existencial” al decir de Viktor Frankl.

Es curioso que en la provincia de Santa Cruz, con unos 100.000 habitantes; sea en proporción la que consuma más estupefacientes y tenga, proporcionalmente, la mayor cantidad de suicidios en niños, adolescentes y jóvenes.

Con las reformas de los Código Civil y Penal, más los fallos de los jueces abolicionistas y garantistas, la producción y la exportación de estupefacientes serán legales, aunque no morales.

Y nuestra querida Argentina derrapará, aún más, en el estiércol moral.

¡Gramsci, cuánta razón tenías!!!

Dr. Luis Aldo Ravaioli
Médico Legista
Especializado en Bioética y Bioderecho
luismetri@gmail.com

 

Tags: , , , ,

12 Responses to THC: ¿la apología de las drogas?

  1. Susa
    mayo 2, 2012 at 11:30 am

    Absolutamente esclarecedor

  2. Pepe
    mayo 2, 2012 at 11:46 am

    LA DESTRUCCIÓN ES UNA POLÍTICA DE ESTADO … INCLUYE LA AUTOELIMINACIÓN

  3. mayo 2, 2012 at 3:22 pm

    La marihuana causa más daño que el tabaco, especialmente en el cerebro al que afecta de manera irreversible. El mayor índice de enfermos de depresión y suicidios se encuentra entre los fumadores crónicos de marihuana. Lean el siguiente artículo científico sobre el tema, del cual publico algunos extractos:

    http://www.mitosyfraudes.org/Risks/MariEsp.html

    Nuevas investigaciones sobre la marihuana confirman que daña a la
    función cognitiva. La legalización de la droga ampliaría esta disfunción.

    La Marihuana Hace Blanco en el Cerebro

    El blanco principal del delta-9 THC, como lo es el de todas las drogas abusadas, es el cerebro, y en consecuencia los investigadores han concentrado sus esfuerzos en la investigación de los efectos de los compuestos de esta planta en los órganos más importantes del cuerpo.

    El cannabis, como la nicotina, es normalmente inhalado, y por consiguiente tiene rápido acceso al sistema circulatorio. La droga y sus metabolitos son lipofílicos (son solubles en grasa), y así pueden pasar con facilidad a través de la barrera sanguínea del cerebro. Después de ser metabolizado en los pulmones e hígado a sus metabolitos, el THC se mueve con rapidez a los tejidos ricos en grasa del cuerpo, incluyendo al cerebro.[3]
    […]
    Se ha comprobado que el componente delta-9-THC produce muchos déficits cognitivos, tanto en humanos como en animales. Perjudica al funcionamiento del cerebro, de manera particular en relación al uso crónico. Numerosas investigaciones han probado que los perjuicios más pronunciados que ocurren son la reducción de la memoria de corto plazo, desórdenes de la locomoción, sentido alterado del tiempo, paranoia, fragmentación del pensamiento, y letargo.[6]
    […]
    El Profesor Samuel Deadwyler del Bowman Gray School of Medicine, en Carolina del Norte, en una conferencia de 1995 en el Centro Nacional de Uso de la Marihuana, patrocinada por el Instituo Nacional del Abuso de Drogas.

    “Es en esta área, cuando resulta dañada, que pone a los pacientes en un estado de literal incapacidad para recordar nueva información de apenas algunos minutos y está sin lugar a dudas, críticamente involucrada en el bien conocido déficit de memoria en la enfermedad de Alzheimer. Cuando estos receptores de marihuana en el hipocampo se ven afectados, tienen la capacidad de inhabilitar al hipocampo.”

    “La exposición a largo plazo a la marihuana tiene una doble consecencia para la memoria. Primero, la repetida exposición a la marihuana en los animales, los hace cada vez más tolerantes a este efecto destructivo de la memoria. Sin embargo, esto significa que el uso continuado de la droga requiere de dosis cada vez mayores antes de alcanzar el estado de euforia o de “viaje”.

    “Por ello, aún cuando la memoria no se ve afectada a la misma dosis que antes, será dañada igualmente tanto porque el individuo tomará más y más droga para alcanzar el estado original. Lo que esto significa es que el uso crónico provocará efectos permanentes sobre la memoria, ya que el hipocampo ajustará el almacenamiento de memoria para manejar la menor capacidad o volumen de información producido por la droga. Así, aún cuando la droga no esté presente, el hipocampo será alterado y reducido en su capacidad para rendir a su nivel óptimo Esta puede ser la base para los bien conocidos problemas de memoria en los usuarios crónicos de marihuana [15]

  4. mayo 2, 2012 at 3:26 pm

    Viendo la manera en que la marihuana afecta la memoria de los fumadores, me hace pensar que el 54,1% de los argentinos son fumadores crónicos de la droga.

  5. mayo 2, 2012 at 3:32 pm

    Mas estudios científicos sosbre la manera en que la marihuana lleva a la ezquisofrenia, la locura y al suicidio:

    http://www.mitosyfraudes.org/Articulos/Marihuana.html

    Esta es una enfermedad con una elevada tasa de suicidios (10%) y a causa de ello, se deberían hacer todos los esfuerzos para mantener a la gente sometida a tratamiento. La abstención a drogas ilícitas como la marihuana es crucial para mantener a los pacientes en remisión

    También está la declaración de M. Bolton, Director del Queensland Department of Health, (Departa-mento de Salud de Queensland) “Ciertamente, también estoy de acuerdo que el grupo de drogas cannabis tienen un potencialmente serio y muy amplio efecto, y no hay lugar para la complacencia en la comunidad de esta área.” (Carta de M. Bolton…, 1989)

  6. Miriñaque
    mayo 2, 2012 at 4:07 pm

    lEYENDO TODAS ESTAS TREMENDAS realidades, se llega a la conclusion de que somos una sociedad permisible. De ahi la agresion-locura-distraccion- poca retencion. poca memoria y poca retentiva de lo diario, viviendo en un estado automatico. Somos automatas y ni cuenta nos damos de ello.- Hacemos todo en forma automatica, gritando para ser escuchados en vez de hablar, y sin razonar casi nada- Todo lo pedimos a los gritos y todo se nos debe de dar de la forma que sea. Cuantos choferes manejan a diario con un porrito o varios de marihuana encima? quien controla por el consumo de drogas en horas de trabajo? NO, SOLO SE CONTROLAN LOS PORCENTAJES DE ALCOHOL, PERO NADIE REPARA EN EL CONSUMO DE DROGAS. QUIEN MANEJA DROGADO no tiene las mismas reacciones rapidas , es lerdo y es deficiente para escuchar y ver bien- Quien consume marihuana ve todo mas brillante, el dia es diferente, los sentidos son otros. Vivimos entre gente que consume, y por eso muchos que no lo hacen creen que vivimos en medio de gente extraña- Nos estan hirviendo en agua caliente, somos zapos todos y no nos damos ni cuenta de que estamos siendo manipulados.
    Y aun ni hemos hablado de politica. Solo de la manera de dominar a las masas, hacer de un pueblo zombies, y dejar que los pocos vivos que esten bien alertas construyan- destruyan y modifiquen nuestras vidas.
    Necesitamos mas notas de personas que saben de drOgas y de los terribles efectos que estas causan en la mente de no solo los jovenes, sino de una generacion toda.
    nECESITAMOS LEGISTAS, medicos entendidos en esta materia que exijan centros de desintoxicacion, uno en cada cuadra, centros de limpieza de las drogas, cosa de salvar a esta juventud, caso conbtrario seguiremos viendo como colapsan en las puertas mismas de los negocios, en plena calle, en medio de basurales…..y pasaremos sin ver como se va muriendo la gente-
    La dueña que nos gobierna jamas de los jamases menciona el problema de la droga, ni de los niños desamparados, abusados, vejados, prostituidos, sodomizados….
    Lastima Evita y Peron decian que los unicos privilegiados eran los niños. Y todo eso hoy donde es que quedo?

  7. Damian
    mayo 2, 2012 at 8:01 pm

    Tu Articulo es poco objetivo y se utilizan datos estadísticos faltos de criterio. Se analiza la problemática del abuso de drogas desde una perspectiva que ya ha demostrado su ineficacia. Es evidente que no estas siendo neutral en tus argumentos, te recomiendo, sentarte a leer diversas opiniones, y buscar si efectivamente esos estudios que publicaste cuentan con consenso científico, por que si estas recibido, tenes que saber que un estudio no es una verdad. Y hay muchos que refutan lo que publicaste. Ahora, si esto es una columna de opinión, la respeto. No obstante, no concuerdo con casi nada, por que la misma tiene una retorica tendenciosa y una carga moral del autor bastante clara.

  8. larry adams
    mayo 2, 2012 at 8:22 pm

    Claro que a estos despreciables mercaderes de la muerte les cae fenomeno la despenalizacion, no porque ellos sean consumidores, sino por que cualquier droga es la herramienta ideal para someter y degradar a la juventud. Juventud degradada y drogona = sometimiento politico y economico. Son tan miserables que merecen todo nuestro desprecio y debemops poner los huevos para hacerles imposible la tarea.

  9. Daucus Carota
    mayo 3, 2012 at 10:05 am

    Demian, esta nota es para ti. Yo he trabajado con enfermoss dependientes de la droga, en centros de desintoxicacion, con enfermoss terminales, enfermos con hepatitis virulentas producto de infecciones con jeringas que usaban otros, para proveerse de las drogas,enfermos mentales, enfermos de sida a quienes siempre trate con consideracion, dignidad y mucho respeto. Es posible que no tenga estudios cientificos realizados en el producto de la marihuana y sus buenos efectos colaterales, pero lo que si se es que la marihuana es el camino, el primer zaguan, o pasillo por donde uno pasa, timidamente primero, audazmente despues cuando la cantidad usual no conforma, y uno necesita consumir mas, y mas, hasta cambiar por algo “MAS FUERTE” llegandose a otras drogas, pastillas, pastillas para poder dormir, pastillas para poder despertarse, y vivir empastillado, angustiado, drogado…..
    Puede que mi nota no sea objetiva, pero te hablo desde la experiencia, desde el dolor humano mas profundo, que he visto, olido, sentido, palpado.
    No me digas que la marihuana no ha demostrado su “eficacia” Si no me crees, esta bien. Uno debe tener su opinion y te la respeto, pero no la comparto. Mira lo que es la calle, los chicos convulsionando, pidiendo ayuda de mil maneras, inclusive con un revolver en la mano, estan pidiendo ayuda. A una sociedad ciega que en vez de ayudar cierra centros de desintoxicacion- Mis palabras pueden parecerte harto huecas, pero aca te pongo las de otra persona, que ha visto mas que yo-
    “Hoy en el mundo entero, monjas y curas catolicos estan atendiendo a los mas miserables, machacados y enfermos. Antes era el tifus y la lepra. Ahora es el sida.
    Sin distincion de pais,raza, religion, son los religiosos catolicos los que estan en primera linea, en silencio, sin camaras de tv. junto a quienes mas necesitan su ayuda “(abril 2010)
    Luis Maria Anson. Miembro de la real academia Española-
    Sacado de Harry magazine.com

  10. Haydée
    mayo 3, 2012 at 12:37 pm

    Parecerá excesivo lo que dice la nota, pero no se aparta de la realidad: hay que ver al estado en que llegan tantos ya desahuciados, como lo expresa el comentario anterior de los que están an su agonía asistidos por tantos religiosos.
    Sabemos que los asaltos a mano armada en que matan sin ningún prejuicio, son drogados en total estado de violencia y sin conciencia de lo que actúan. Ya son muchos y es verdad que ELLA nunca menciona el tema. ¿No tenemos a las “madres del paco”, que sabemos esos niños son ya irrescatables. Tema muy doloroso pero cruelmente real. La solución está muy lejos de los intereses creados.
    ¿Si pensamos?: “Sodoma y Gomorra” fueron devastadas desde ALLÁ por sus decadentes sociedades viciadas. Ya no eran rescatables por sí mismas!!!!

  11. juan pablo
    mayo 13, 2012 at 11:35 pm

    y el smog que respiramos?? nos mata!!!
    y la sal que comemos?? nos mata!!!
    y el azucar blanquito refinadito??? nos mata!!!
    y las grasas trans y no trans????nos matan!!!
    y las harinas refinadas???nos matan!!!
    y el sedentarismo ??? nos mata!!!
    y las verduritas hermosas ellas …con agrotoxicos????nos matan!!!!
    y el stresssss??? te mata
    el agua con metales pesados???? te mata!!!!
    debatamos entonces por tooooodas estas cosas con las que convivimos a diario mientras tanto ….. ojo con lo que comen toman y respiren

  12. una que pasaba
    junio 29, 2014 at 7:34 am

    Simplista artículo, simplistas opiniones, simplistas puntos de vista los aquí expuestos, por personas que sólo ven la marihuana dentro del contexto de entornos sociales muy degradados, donde hasta el pegamento podría ser considerado “droga fuerte” pues para eso lo usan. ¿Lo prohibirían ustedes también? ¿O verían que lo que es necesario es cambiar la situación de estos chavales para que no la esnifen de forma desesperada?

    La marihuana no es el problema, como no lo es la sal, sino su abuso. En dosis moderadas, es la mejor sustancia para relajarse física y mentalmente. Terapéuticamente, sus posibilidades no han sido estudiadas ni en un diez por ciento, debido a esta forma de pensar cerrada y obtusa de gente como la que aquí se expresa, fundamentalmente. Gente que no veo que critique la industria farmacéutica y sus lobbies gubernativos que están llevando a una política de “drogas legales” que ve lícito hinchar a un niño de Valiums, Alprazolanes, Ritalines, y demás, con tratamientos de por vida en los que las dosis de “droga legal” se va incrementando año tras año, generando mucho dinero para las farmacéuticas y muchísimo gasto para las arcas públicas que subvencionan esos medicamentos. Pero claro, de eso no habláis, queridos simplistas.

    Por mi parte, soy una persona que trabaja, paga sus impuestos, ayuda a los demás como voluntaria en una ONG de atención a los ancianos, tengo mascotas a las que cuido, una casa que mantengo, etc. No conduzco ni fumada ni bebida, no me drogo con nada más (lo de la “escalada” de buscar siempre drogas”más fuertes” bla bla bla, está más que demostrado que es falso) y no veo, por ningún lado de mi vida, nada marginal, ni deshonesto, ni insolidario.

    Habláis de entornos marginales, no de droga, y ni os dais cuenta, de simple que es vuestra forma de pensar y de analizar y de reflexionar.La vida es compleja, pero la gente simple decide no ver esa complejidad, esos múltiples puntos de vista, para hacerla simple, blanca o negra, de opiniones polarizadas, las cosas son “buenas” o “malas”. Pensamiento infantil que, desgraciadamente, gobierna el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Current day month ye@r *

Director: Carlos Tórtora; Editor: Guillermo Cherashny; contacto@informadorpublico.com

5 años de periodismo independiente

Lo dijimos en el 2011: puede ganar pero no terminará su mandato…

Entradas recientes